dijous, 28 de juny de 2012

1Q84 - Los sueños de Aomame

"Por lo general, no soñaba mucho. Y si lo hacía, al despertar apenas se acordaba de lo que había soñado. De vez en cuando algunos pedacitos de sueño se le quedaban prendidos a la pared de la consciencia. Pero era incapaz de seguir el argumento del sueño. Sólo quedaban pequeños fragmentos deshilvanados. Aomame dormía profundamente y lo que soñaba permanecía en las profundidades. Igual que los peces que habitan los abismos marinos, sus sueños no podían ascender hasta la superficie. Si lo hiciesen, la diferencia de presión en el agua los deformaría."
"1Q84"
Haruki Murakami


Aomame apenas recuerda lo que sueña, al igual que el "señor del parquet dulce" que, entre sueños de madera y azúcar, ha llegado a los 30 años. ¡Felicidades, compañero! :D