dimarts, 26 de febrer de 2013

Cuatro años en la Luna como una cálida memoria colectiva

"Negatiu"
Tramacastilla, Teruel, 09/02/2013
Cuatro años en la Luna me han enseñado a ser consciente de sus fases. Como las mareas, durante estos cuatro años en el Cráter se han ido alternando entradas radiantes, entradas taciturnas, entradas esperanzadas, entradas rabiosas, entradas oníricas, entradas realistas, entradas personales o entradas sociales. La fase actual es bastante perezosa, o quizá sea falta de motivación...


"Aguzando los ojos se podía reconocer la enigmática sombra que formaban aquellos gigantescos cráteres y valles. Mientras contemplaba abstraído la luz de la Luna, una especie de recuerdo heredado de tiempos remotos vino a su memoria. Desde antes de que el ser humano llegara a adquirir el fuego, las herramientas y el lenguaje, la Luna siempre había sido su aliada. A veces había iluminado un mundo de tinieblas, como una lámpara caída del cielo, y había mitigado el miedo de la gente. Sus fases habían proporcionado al ser humano la noción del tiempo. Parecía que el sentimiento de agradecimiento hacia la compasión desinteresada de la Luna estaba fuertemente arraigado en los genes de la especie humana, incluso ahora que las tinieblas habían sido expulsadas de casi todos los lados. Como una cálida memoria colectiva."
"1Q84"
Haruki Murakami


Pero bueno, hoy es día de celebraciones y, como siempre, el cumpleaños del Cráter coincide con el cumpleaños  del "señor de las nubes deportistas", así que tiene felicitación lunática asegurada. Desde aquí, ¡muy felices 31!